jueves, 17 de enero de 2013

A prisión por usar una tarjeta de crédito... ¿y al cámara por desvelar la suya?

A estas alturas, todos habréis oído hablar ya de la joven Emilia, que se encontró una tarjeta de crédito y la usó para comprar comida para sus hijos. Según la noticia que leas, Emilia se gastó desde 190 hasta 500 euros... en eso los investigadores periodistas no se ponen de acuerdo. El caso es que ahora se enfrenta a varios años de prisión. Al margen del revuelo de la noticia, de lo que nos ha alertado Dani Kachakil (@Kachakil) es de un detalle interesante en el vídeo disponible aquí:

                                                   
http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/condena_madre_desempleada_usa_tarjeta_de_credito_2_1541955125.html

y aquí: http://www.elmundo.es/elmundo/2013/01/17/valencia/1358409729.html

El vídeo parece grabado por agencias, puesto que es compartido por Telecinco, El Mundo y otros medios.

Durante los 8 primeros segundos de grabación, se puede observar el nombre, número de la tarjeta de crédito, fecha de caducidad y CVV... pero no la encontrada en su día, lógicamente, sino la suya propia... la de Emilia. En un enfoque típico y que añade dramatismo, sostiene su tarjeta (sin ocultar nada con sus dedos) y la cámara realiza un contrapicado.

Pero no te entretengas en detener la imagen e intentar adivinar los números (que se ven perfectamente excepto quizás el mes de la caducidad... pero también es deducible)... El periódico ABC ha tenido la gran idea de ilustrar la noticia con una imagen del vídeo "perfecta", suponemos que con más desconocimiento que maldad.

http://www.abc.es/fotos-sociedad/20130116/emilia-tendra-entrar-prision-1503982545892.html

Aplicando un poco de zoom, volviéndola en espejo y con algo de contraste, se pueden obtener todos los datos de la pobre Emilia. Lo garantizamos. El enfoque buscado por el cámara en el reportaje puede acabar en susto. Y esto es de un vídeo comprimido en Internet. Quizás en la televisión, en HD, se podría ver incluso mucho mejor.

Al menos, esta mujer no fotografió voluntariamente su tarjeta y subió la foto a Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada